Las Invitaciones de boda

Las invitaciones de boda son una carta de presentación. Dejen volar su imaginación y enamoren a todos con un diseño único, elegante que además deje entrever un poco de su relación como pareja.

Una duda frecuente entre los novios que empiezan a hacer sus invitaciones es ¿qué deben decir o contener? Les damos algunos tips que pueden ser muy útiles

Datos de los novios

Pueden utilizar sólo su nombre de pila, o resaltarlo con una tipografía más grande que la de su apellido, agregar el nombre de sus padres siempre es un lindo detalle que seguramente apreciarán aunque no están obligados a hacerlos dependiendo de tu estilo de invitación puedes modificar su contenido por ejemplo, un estilo más moderno de invitación admite sólo los nombres de los novios, un estilo clásico demanda los nombres con apellidos y un protocolo mucho más completo de información.

Datos de la boda

Es de suma importancia incluir la hora y fecha de su boda. Para esto deberán tener confirmado ya el lugar y la hora tanto de la ceremonia como del banquete. Si no serán en el mismo lugar, deberán especificar ambos horarios y lugares. Siempre es buena idea agregar un pequeño mapa que oriente a sus invitados.

Especificaciones

También es importantes para sus invitados que incluyan las especificaciones que deseen en su boda, por ejemplo si será de etiqueta rigurosa, formal, semi-formal, si quieren que sus invitados se vistan de algún color en particular o si será temática. Si en su boda no querrán niños pequeños también deberán especificarlo en las invitaciones.

Mesa de regalos y acompañantes

Ya sea que tengan una mesa de regalos o si preferirán sus regalos en efectivo, deberán agregar esta información en sus invitaciones para que sus invitados estén enterados. La información sobre los acompañantes es también importante, sobre todo para sus invitados solteros, quienes probablemente querrán invitar a alguien más.

Lo más importante de todo es que ustedes se sientan contentos con todas las decisiones que tomen, no tengan miedo ¡dejen volar su imaginación!